Para muchas personas el inicio ideal de un día viene acompañado de una buena taza de café. Incluso antes de siquiera lavarse los dientes, van a la cocina para preparar la anhelada taza de café que les dará la energía para iniciar sus tareas. Hay quienes van más allá y tienen su cafetera dentro de un rincón de sus cuartos. De esta manera, al despertarse, no tienen sino que hacer click al botón de encendido para que comience la preparación de la mágica bebida.

Las tassimo capsulas le dan a estas personas la comodidad de no tener que gastar unos minutos preciosos preparando la bebida, sino que saben combinar comodidad y calidad. Ya sea que preparen una tassimo capsulas de espresso o una tassimo capsulas de café con leche para acompañar el desayuno, lo cierto es que el ahorro de esos minutos durante las primeras horas del día es bastante apreciado.

Compañeros de trabajo

Una vez en la oficina, y cuando las cosas se vuelven agitadas, las personas acuden a su oficina o al salón donde se encuentra la cafetera común, para servirse una tasa grande de café que les servirá de sustento mientras terminan el informe urgente o tienen una larga y tensa reunión virtual o presencial con algunos clientes. Bien sea para ayudarte a estar alerta o para mantenerte relajado, nuevamente el café está a tu lado.

Momento de relajación

Y una vez que llega el anhelado fin de semana, encuentras el tiempo para continuar leyendo algunas páginas del libro que dejaste en la mesita de noche. Si el día está lluvioso o frío, te acomodas en el cómodo y suave sillón cerca de la ventana y antes de reiniciar la lectura una vez más escoges las tassimo capsulas que acompañarán tus próximos minutos. Podría ser un choco capucchino, un café crema o un caramel latte.

Así, tal como los amigos que te acompañan, te dan aliento o sencillamente te brindan callada compañía, así mismo y a lo largo del día, has tenido la excelente compañía de tu bebida favorita pero luciendo diferentes trajes.